La Lucha de Zafiro

Mi foto
Soy una mujer en plenitud madre de 3 hijas adultas, 2 nietecitas y un nietecito; tranquila, gozando de todo lo que la vida me da, que todavía es mucho.....

lunes, 30 de junio de 2014

""" Algunas Frases para Reflexionar """






* Antes de aprender a meditar tienes que aprender a no dar portazos. -
 Monje Budista *

 Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. -
 Kung FuTse, Confucio

 * El tiempo de la reflexión es una economía de tiempo. -
 Publio Siro

 * La práctica debería ser producto de la reflexión, no al contrario
 - Hermann Hesse 

 * La reflexión calmada y tranquila desenreda todos los nudos.
 - Harold MacMillan,

 * La reflexión es el ojo del alma. 
 - Benigne Bossuet 

* Reflexiona con lentitud, pero ejecuta rápidamente tus decisiones.
 - Sócrates 

 * Reflexiona cuidadosamente antes de actuar.
 - Buda

 * Reflexiona sobre tus bendiciones presentes, de las cuales posees muchas; no sobre tus penas pasadas de las cuales, todos tienen algunas
. - Charles Dickens 

 * En la vida hay que escoger entre ganar dinero o gastarlo: no hay tiempo para las dos cosas. - Edoward Bourdet 

 * Grabad esto en vuestro corazón; cada día comienza en nosotros un año nuevo, una nueva vida. - Emerson 

 * Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere pasar de tema. * 

Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones. 

 * Gran ciencia es ser feliz, engendrar la alegría, porque sin ella toda existencia es baldía. - Ramón Pérez de Ayala

 * Hablar es el arte de sofocar e interrumpir el pensamiento. 
- Tomas Carlyle 

 * Los hombres son tan simples y unidos a la necesidad, que siempre el que quiera engañar encontrará a quien le permita ser engañado.
 - Maquiavelo

 * Los hombres se equivocan más a menudo por ser demasiados listos, que por ser demasiado buenos. 
- George Bernard Shaw 

  * Los hombres ofenden antes a los que aman que al que temen. 
- Maquiavelo 

 * Los hombres grandes son aquellos que sienten que lo espiritual es más poderoso que cualquier fuerza material, y que son las ideas las que rigen el mundo
. - Emerson 

 * Los mayores enemigos de la libertad no son aquellos que la oprimen, sino los que la ensucian. - Vicenzo Gioberti 

 * Los mejores médicos del mundo son los doctores dieta, reposo y alegría.


 - Swift

""" Conserva lo que tienes """












 Olvida lo que te duele. 
 Lucha por lo que quieres 
Valora lo que posees 
Perdona a los que te hieren y...
 Disfruta a los que te aman.


 Nos pasamos la vida esperando
 que pase algo,  y lo único que pasa es la vida,
 no entendemos el valor de los momentos,
 hasta que se han convertido en recuerdos.


 Por eso haz lo que quieras hacer, 
antes de que se convierta en lo que te "gustaría" haber hecho.
 No hagas de tu vida un borrador,
 tal vez no tengas tiempo de pasarlo  en  limpio.




domingo, 29 de junio de 2014

""" Serás Madre toda la Vida """


















Enséñale a tus hijos las cosas importantes, las de VERDAD.... 


A saltar los charcos, a observar los bichos,  a dar besos de mariposa y abrazos muy fuertes. 


No olvides esos abrazos y no se los niegues NUNCA: puede ...
que dentro de unos años los abrazos que añores sean los que no le diste. 


Dile cuanto LE QUIERES siempre que lo pienses. 


Déjale imaginar, imagina con el. 


Déjale llorar, llora con el. 


Las paredes se pueden volver a pintar, los objetos se rompen y se reemplazan continuamente: los gritos de Mama DUELEN PARA SIEMPRE... 


Puedes lavar los platos mas tarde, mientras tu limpias....el crece. 


El no necesita tantos juguetes. 


Trabaja menos y quiere mas, y sobre todo, RESPIRA. 



Serás madre toda tu vida.... El solo será niño una vez...

jueves, 26 de junio de 2014

""" El pesimismo oscurece tu alma """


Aquél que no tiene el éxito que esperaba, o que se siente incomprendido y marginado por los demás, vive estas vejaciones dolorosamente, es natural. Pero debe esforzarse para no dejarse llevar por el pesimismo, por la rebeldía, porque estos pensamientos son como un humo que oscurece el alma, que acaba dejando huellas incluso en el rostro: su color y su mirada se apagan, sus labios palidecen… y todas las mímicas que hace para poner buena cara, sólo engañan a los que son incapaces de sentir la realidad de los seres detrás de la fachada que tratan de mantener.




lampara luz1





Si en una lámpara de petróleo la combustión no se hace correctamente, el cristal se ennegrece, y el humo que se escapa va a ennegrecer también los objetos que están situados cerca de ella. Igualmente, si la “combustión” de los pensamientos no se hace correctamente en esta lámpara que es la inteligencia del hombre, sólo puede producir humos que invadirán todo su ser, y también su entorno. Es imposible no sufrir cuando uno se siente disminuido a los ojos de los demás, pero este sufrimiento debe abrirnos a otra dimensión.





Omraam Mikhaël Aïvanhov

miércoles, 25 de junio de 2014

""" ¿ Qué significa ser empático ? """"


Ser empático es cuando te afectan las energías de otras personas, y tienes una capacidad innata de sentir intuitivamente y percibir a los demás. Tu vida está inconscientemente influenciada por los deseos, sueños, pensamientos y estados de ánimo de los otros. Ser empático es mucho más que ser muy sensible y no se limita sólo a las emociones. Los empáticos pueden percibir sensibilidades físicas e impulsos espirituales, así como simplemente saber las motivaciones e intenciones de los demás. O eres empático o no lo eres. No es un rasgo que se aprende. Estás siempre abierto, por así decirlo, para procesar los sentimientos y la energía de las otras personas, lo que significa que realmente sientes, y en muchos casos cargas con las emociones de los demás. Muchos empáticos experimentan diariamente cosas como fatiga crónica, sensibilidades al medio ambiente, o dolores y sufrimientos inexplicables. Estas son todas cosas que son más propensas a ser adquiridas de influencias externas y no tanto de uno mismo. Esencialmente, estás caminando por el mundo con toda la acumulación de emociones y energía de los demás.






Los empáticos suelen ser triunfadores reservados. Se pueden tomar un tiempo para aceptar un cumplido; son más propensos a señalar los atributos positivos de otros. Son muy expresivos en todas las áreas de conexión emocional, y hablan abiertamente, y, a veces, son bastante francos. Pueden tener algunos problemas al hablar sobre sus propios sentimientos si otro quiere escuchar (sin importar lo mucho que escuchen a los demás).
Sin embargo, pueden ser exactamente lo contrario: solitarios y aparentemente insensibles. Incluso pueden aparecer ignorantes. Algunos son muy buenos para “bloquear” a los demás y eso no es siempre algo malo, al menos para el aprendizaje empático luchando con un aluvión de emociones de los demás, así como con los propios sentimientos.
Los empáticos tienen una tendencia a sentir abiertamente lo que está fuera de ellos más que lo que está dentro de ellos. Esto puede provocar que los empáticos ignoren sus propias necesidades. En general un empático no es violento ni agresivo y se inclina más hacia ser el pacificador. Cualquier zona llena de desarmonía crea una sensación incómoda en un empático. Si se encuentran en medio de una confrontación, se esforzarán por resolver la situación lo antes posible. Si expresan palabras duras al defenderse a sí mismos, probablemente van a disgustarse por su falta de auto-control, y tendrán una preferencia por resolver pacíficamente el problema lo más rápido posible.





."""" El Empujón """"


El águila amablemente persuadió con ruegos a su cría hasta el final del nido. 
Su corazón se estremecía con emociones encontradas al sentir cómo se resistían a sus codazos insistentes.



cielo aguila





¿Por qué la emoción de volar tiene que comenzar con el miedo de caer? Pensó. No había respuesta para esa pregunta

clásica.



Como una tradición de la especie, su nido estaba ubicado en lo alto de una roca escarpada. 

Por debajo no había nada más que aire para soportar las alas de cada uno de sus hijos.



“¿Es posible que esto no funcione esta vez?” -pensó-. Pero a pesar de sus temores, el águila sabía que era el momento.


Su misión maternal estaba casi completa, sólo quedaba una tarea final: 

¡¡¡   El Empujón.   !!!


El águila tomó coraje de una sabiduría innata. Hasta que sus hijos descubrieran sus alas, sus vidas no tendrían sentido. Hasta que aprendieran a volar, no serían capaces de entender el privilegio que era haber nacido águila.


El empujón fue el regalo más grande que les podía dar. Era su acto de amor supremo.

 Y así, uno a uno, los empujó. Y así, uno a uno: Volaron.


Cuando emprendas algo, no dejes que el temor al fracaso te impida triunfar.


Recuerda que incluso las águilas, necesitan un empujoncito.




martes, 24 de junio de 2014

""" La Intuición """











Ella es la que nos impulsa a arriesgar y a superar posibles obstáculos; la que nos ayuda a descubrir las oportunidades que se nos presentan a lo largo de la vida; la que está detrás de muchos logros y éxitos.
Es el radar que nos ayuda a anticipar el resultado de una decisión; el sexto sentido de nuestro cuerpo; esa especie de chispazo en la consciencia que trae la solución sin que uno sepa cómo o por qué.
Ella es la intuición, es capaz de guiarnos hacia nuestras metas

El increíble poder de la intuición

Lo dijo Einstein: “La única cosa realmente valiosa es la intuición”.
¿Cuántas veces necesitaste tomar una decisión y, sin más, tuviste clara la respuesta?

¿Cuántas veces tu cerebro te regaló una idea sin que supieras muy bien de dónde salió?

Todo eso se lo debes a ella: tu intuición, y cuanto más la desarrolles más fácil te será saber si vas por el camino correcto y si debes avanzar, retroceder o cambiar de dirección.

Muchas veces el ritmo de vida actual, siempre ocupados y siempre con algo pendiente por hacer, nos impide hacer caso a esas señales que buscan darnos respuestas.

A menudo vamos caminando tan deprisa que no nos fijamos en que la brújula que llevamos dentro nos está diciendo qué camino tomar.

Esa brújula a la que llamamos intuición es un atajo del cerebro para que tomemos decisiones de manera rápida, y confiar en ella nos permite acceder al poder ilimitado que como seres humanos todos tenemos.

Gracias a ella podemos encontrar la solución a problemas que por medio de la razón y la lógica no sería posible o, dicho de otro modo, podemos saber sin usar la razón.

La intuición, además, está relacionada con el lado derecho del cerebro, el mismo hemisferio que se ocupa de la creatividad, la imaginación, las sensaciones, los sentimientos o las habilidades especiales.

Es por todo eso que debemos escuchar a nuestra intuición; ella sabe, por experiencia propia, lo que la razón desconoce.


Aprende a desarrollar tu sexto sentido


¿Cómo de desarrollado está tu sexto sentido? No importa la edad, el género o el nivel cultural: absolutamente todos tenemos el poder de hacer de la intuición nuestra brújula infalible para tomar decisiones acertadas, solucionar problemas y tener más éxito en cualquier aspecto de nuestras vidas.

Piensa en la intuición como si fuera un músculo: si no lo ejercitas se vuelve débil e ineficaz, pero con práctica y dedicación se fortalece.

Desde el Programa Sistema de Intuición Silva te ofrecemos técnicas probadas y contrastadas para desarrollar la intuición con métodos especializados por si quieres avanzar más rápidamente; pero si no has adquirido el curso y te interesa desarrollar tu intuición, a continuación te compartimos algunos consejos muy útiles gracias a los cuales podrás desarrollar tu sexto sentido y convertirte en la persona que camina con paso firme hacia sus metas.

Presta atención a esas señales, porque recuerda: no hay casualidades, sino causalidades.

- Relaja tu mente. Está probado que meditar mejora notablemente la intuición, así que incluye en tus planes del día a día un tiempo para la meditación.

Tomarte un tiempo para relajar la mente te aportará un estado de calma y silencio interior, y además preparará tu consciencia para recibir información.

Muchas veces esos destellos o señales permanecen en un nivel tan bajo que nuestra mente consciente no es capaz de detectar; de ahí la importancia de la meditación y de lograr el estado Alfa, que permite que nuestra mente consciente y la inconsciente se conecten.

- Sé consciente de tus sentimientos. Presta atención a tu interior, a las señales de tu cuerpo, a los sentidos y a las reacciones. Sé consciente de cómo te sientes a cada momento.

Piensa que cada vez que sientes alguna sensación en alguna parte del cuerpo, es que está intentando decirte algo: intenta saber qué es, reflexiona y escucha para captar los mensajes que están intentando transmitirte esas señales.
- Anota tus pensamientos. Muchas veces nos vienen ideas, emociones u otros detalles que más tarde olvidamos.

A veces se trata de buenas ideas; otras, de señales que terminamos pasando por alto.

Para que nada de eso pase, anota todo lo que creas que es relevante a medida que pase por tu mente.
- Confía en la intuición. Confiar en la intuición es un punto clave para lograr su desarrollo.

Es probable que muchas veces dudes de las impresiones que recibes y que intentes razonar de manera lógica, pero debes saber que la intuición y la lógica son incompatibles.

Si al principio te resulta complicado, empieza poco a poco: deja que tu intuición te guíe en momentos que no sean cruciales, y cada vez tendrás más confianza y podrás usarlo en situaciones más importantes.

Piensa que cuanto más se practica, mejor se detecta y los resultados son más precisos.
- Juega. A la intuición hay que entrenarla, y para ello puedes jugar a juegos intuitivos como por ejemplo adivinar quién llama por teléfono, intentar acertar cómo se sienten los demás a través de sus expresiones y gestos, o intentar predecir qué van a decir.
- Presta atención a tus sueños. Intenta recordar los sueños e interpretarlos, ya que mientras dormimos la intuición está más activa y nos puede dar información sobre nuestra situación.

No todos los sueños tienen que tener un significado, así que trata de distinguir qué sueños sí merecen una reflexión.

- Cree en ti. Hablar de intuición, es hablar de auto confianza y seguridad en uno mismo. Así que en los momentos en los que debas decidir, permítete confiar en que harás las cosas bien.
Deja las dudas a un lado y déjate guiar por ti mismo.

- Presta atención al arte. Muchas obras de arte tan solo pueden interpretarse a través de la intuición.

Por eso, al observarlas, intenta también sentirlas y recuérdate que la intuición tuvo un papel importante mientras el autor las creó.

No importa si son musicales, teatrales, cinematográficas o plásticas: vívelas, siéntelas e intenta comprender su significado.

Como ves, hay muchas maneras distintas de entrenar la intuición, y todos podemos aprender a desarrollarla.

Dijo Einstein que “La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y ha olvidado el regalo”.

No dejes que el enorme potencial que esconde la intuición te deje a medio camino de la vida que deseas.

¿Cómo funciona tu intuición?

 ¿Crees que tienes esa habilidad más desarrollada que otras
personas ?

""" Autodominio """


















Formar un carácter capaz de dominar la comodidad y los impulsos propios de su forma de ser para hacer la vida más amable a los demás.

Es el valor que nos ayuda a controlar los impulsos de nuestro carácter y la tendencia a la comodidad mediante la voluntad. Nos estimula a afrontar con serenidad los contratiempos y a tener paciencia y comprensión en las relaciones personales.

El autodominio debe comprenderse como una actitud que nos impulsa a cambiar positiva mente nuestra personalidad. Cuando no existe esa fuerza interior, se realizan acciones poco adecuadas, generalmente como resultado de un estado de ánimo; la armonía que debe existir en toda convivencia se rompe; quedamos expuestos a caer en excesos de toda índole y entramos en un estado de comodidad que nos impide concretar propósitos.

Cada día que buscamos ejercer ese señorío sobre nosotros mismos, automáticamente nuestro carácter comienza a madurar por la serenidad y paciencia que imprime este valor, la voluntad nos libera del desánimo, controlamos nuestros gustos y vivimos mejor la sobriedad, en pocas palabras, entramos en un proceso de superación constante.

Algunas personas han opinado que la fuente para lograr el autodominio proviene de la aplicación de algunas técnicas para relajarse, y aunque efectivamente pueden ayudar, no debemos perder de vista que los valores se forman a través del ejercicio diario, con el esfuerzo por descubrir en nuestra personalidad aquellos rasgos poco favorables.

Las costumbres y hábitos determinan en mucho la falta de autodominio. Debemos comenzar por analizar cuales de ellas nos condicionan e impiden vivir este valor.

El autodominio nos ayuda a reconocer los distintos aspectos de nuestra personalidad y nuestra forma de reaccionar ante determinadas circunstancias. Debemos cambiar nuestras disposiciones en sentido positivo: “en lugar de molestarme por la lentitud de “x” empleado -cuyo ritmo de trabajo es así-, ahora no sólo evitaré el disgusto y llamada de atención, procuraré darle un buen consejo que le ayude a mejorar”. Lo mismo aplica para los hijos, el cónyuge y hasta con algunos amigos. Este cambio no es sencillo, requiere atención y esfuerzo para anticipar nuestras reacciones, lo cual significa remar contracorriente para corregir este mal hábito.

Otras de las costumbres más arraigadas se encuentran en el terreno de los gustos y comodidades personales, en apariencia es poco significativo privarse de una golosina a media mañana, quedarse en cama más de lo debido, terminar de trabajar antes de la hora de salida, o buscar como perder el tiempo para llegar más tarde a casa y evadir alguna ocupación, pero cada una de estas cosas pequeñas constituye una excelente oportunidad para practicar el autodominio. Quien tiene la capacidad de privarse de un gusto, también tendrá la fortaleza para soportar situaciones desagradables.

Para algunas personas, la falta de este valor se manifiesta por el deseo de convertirse en el centro de atención en todo lugar, acaparar las conversaciones, presumir de sus logros, compararse continuamente con los demás… El autodominio también ayuda a ser más sencillos, hombres y mujeres de acción y no de palabras inútiles.

En familia este valor es indispensable para la sana convivencia, pues implica aprender a tolerar y pasar por alto las pequeñas fricciones cotidianas, no se tratar de desentenderse, sino de dar ejemplo de serenidad, comprensión y cariño, principalmente cuando se tiene la responsabilidad de educar a los hijos. También nos ayuda a estar pendientes de las necesidades de los demás y prestarles servicios, pues la comodidad nos hace esperar ser atendidos, mientras que el autodominio nos impulsa a ser más participativos en los quehaceres cotidianos.

En el contexto de las relaciones personales, el autodominio nos impulsa a ser discretos y maduros para evitar la murmuración, la crítica y la difamación de los demás por cualquier situación que es incompatible con nuestra forma de pensar.

La práctica del autodominio también nos induce a perfeccionar nuestros hábitos de trabajo, aprovechar más el tiempo, tener más cuidado en lo que hacemos, “dar el extra” cuando se necesite. En el campo escolar y profesional siempre es necesario el perfeccionamiento, que sólo se alcanza con esfuerzo, alejando la pereza y la mentalidad conformista.

Para iniciar y desarrollar el autodominio, considera como importante:
- Aprende a escuchar. De lo contrario, se convierte en la muestra más clara de la falta de autodominio.

- Procura no distinguirte por comer abundantemente, decir disparates, vestir de forma estrafalaria, mostrar poca educación o malos modales.

- Evita el deseo de enterarte de lo que no te incumbe, hacer comentarios imprudentes y dar consejos no solicitados, eso es ser entrometido.

- Cuida especialmente tus relaciones personales, evita suponer las palabras y actitudes que los demás tienen y que “motivan” tu enojo. Lo más importante es que tu cambies de actitud, que hasta ahora también es predecible.

- Dedica unos minutos cada día para reflexionar y elaborar una pequeña lista sobre las situaciones cotidianas que normalmente te disgustan, provocan pereza, caes en excesos y aquellas en las que evades tus responsabilidades. No te preocupes si en un principio son pocas, más adelante seguirás descubriendo otras no menos importantes.

- De la lista obtenida, selecciona dos de todas ellas (puedes elegir entre las interrupciones en el trabajo, comprar los víveres para el hogar, desvelarte con frecuencia, dedicar el tiempo necesario al estudio, por ejemplo), reflexiona sobre la actitud correcta que debes adoptar y llévalas a la práctica por una o dos semanas, después de ese período elige otras y así sucesivamente.


La persona que aprende a controlarse interiormente tiene el privilegio de vivir una alegría auténtica, pues jamás se deja llevar por los disgustos y contratiempos; además, tiene la tranquilidad del deber cumplido, pues por el control que tiene sobre la comodidad, es capaz de cumplir con sus deberes oportunamente. Consecuentemente, todo esto le ayuda a tener excelentes relaciones personales, por la cordialidad y delicadeza que mantiene en su trato.

lunes, 23 de junio de 2014

""" Vampiros emocionales: ¿qué son y cómo influyen en nuestra energía? """


Existen personas que nos debilitan con su carga negativa; la autoestima y los sentimientos positivos son el antídoto para combatirlos












La mente tiende a ser quejosa. Todo el tiempo reclama, exige y culpa al otro de su propia frustración. En algunos casos, cuando una persona vive en un estado muy negativo, siente la necesidad de alimentarse de la energía de los demás. Son los llamados vampiros emocionales , y seguramente todos nos hemos encontrado alguno.

¿Cómo actúan estos vampiros? A través de su presencia, sus palabras y sus actitudes. Son personas malhumoradas y dependientes. Piden ayuda, aunque se niegan a recibirla, y se ponen en posición de víctima porque buscan consuelo.

Es cierto que cada uno tiene aspectos negativos, pero quienes absorben energía de otros viven en un constante clima pesimista. Es más, en algunos casos extremos hay quienes se esmeran en destruir la estima de los que se muestran con buen ánimo.

Otra de las características de los vampiros emocionales es que no escuchan. Ellos sólo quieren contarnos sus problemas y si les ofrecemos una posible solución, no será tenida en cuenta ni escuchada. Es probable que respondan: "Sí, pero" y cuando alguien dice "pero" es porque anuló todo lo dicho anteriormente. Eso significa que no quieren resolver, sólo desean trasladar su carga.

Cualquier relación afectiva, y la vida misma, tiene luces y sombras. Sólo es posible crecer cuando nos escuchamos mutuamente.

Los vampiros nos debilitan y, por eso, cuando nos encontramos con uno es necesario dar un paso al costado para evaluar si vale la pena seguir adelante con ese vínculo.

Es posible que algunas veces nosotros actuemos como vampiros. ¿Cómo podemos darnos cuenta?: cuando quienes nos escuchan no están presentes en la conversación, bostezan o miran errática mente. Son signos de que es momento de finalizar la charla y de recordar que los demás no tienen que ser la bolsa de residuos de nuestros problemas.

Un vampiro emocional no siempre se da cuenta de que hace daño. En realidad, reproduce el maltrato, el menosprecio y la des calificación  que recibió.

La buena noticia es que existen maneras de liberarnos de las energías negativas: practicar deporte, caminar, bailar, cantar, estar en contacto con la naturaleza.

Para no quedar atrapados por los vampiros emocionales tenemos que estar atentos a nuestras propias sensaciones. Tomar conciencia de que estamos frente a una persona que está volcando su negatividad sobre nosotros es la mejor defensa. Al darnos cuenta de esto, podemos adoptar una posición de observación y escuchar sin identificarnos. Para mantener una vida saludable, es fundamental cuidar el campo energético. 
Las claves para lograrlo son la alimentación sana y equilibrada, cultivar pensamientos y sentimientos positivos, vivir en un ambiente armónico, practicar el silencio interno por algunos minutos cada día y meditar.

¡Es tan importante elegir relacionarnos con personas entusiastas, creativas y optimistas! No tenemos que ser indiferentes con los demás, pero debemos aprender a poner límites para no cargarnos de mala energía, que puede afectar nuestra salud. Confiemos en nuestra intuición y, si percibimos que alguien nos habla sólo de sus asuntos negativos, derivemos la conversación hacia algo positivo que se nos ocurra en el momento. Y si la persona insiste en descargar su negatividad   en nosotros, no está mal tomar cierta distancia.

No les demos a los demás el poder de volcarnos su frustración, sus carencias y su baja autoestima.

 Extendamos la mano para ayudar a quienes necesitan superar un problema, sin enredarnos en emociones negativas.

Tenemos que saber poner límites a los vampiros emocionales y dejarles muy claro cómo queremos ser tratados.. 



domingo, 22 de junio de 2014

""" El amor es ciego... """




amor, ciego, mentira, belleza, talento, locura, Reflexiones de amor,
















Cuentan que una vez se reunieron, en un lugar de la tierra, todos los sentimientos y las cualidades de los hombres. Cuando el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura – como siempre tan loca - les propuso: “¡Vamos a jugar a las escondidas!”. 



La intriga levantó la ceja, intrigada, y la curiosidad, sin poder contenerse, preguntó “¿A las escondidas? ¿Y cómo es eso?”. “Es un juego”, explicó la locura, “en que yo me tapo los ojos y comienzo a contar desde uno hasta un millón, mientras ustedes se esconden. Cuando haya terminado de contar, el primero de ustedes al que encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego”. 



El entusiasmo bailó, secundado por la euforia; la alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la duda, e incluso a la apatía, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La verdad prefirió no esconderse. ¿Para qué?, si al final siempre la hallaban. Y la soberbia opinó que era un juego muy tonto (en el fondo, lo que la molestaba era que la idea no hubiese salido de ella). 

Y la cobardía prefirió no arriesgarse.
“Uno, dos, tres...”, comenzó a contar la locura. La primera en esconderse fue la pereza, que, como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. La fe subió al cielo, y la envidia se escondió tras la sombra del triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir hasta la copa del árbol más alto. 

La generosidad casi no alcanzaba a esconderse. Cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos. ¿Que si un lago cristalino? Ideal para la belleza. ¿Que si la hendidura de un árbol? Perfecta para la timidez. ¿Que si el vuelo de la mariposa? Lo mejor para la voluptuosidad. ¿Que si la ráfaga del viento? Magnífica para la libertad. Así terminó ocultándose tras un rayito de sol. El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio. Ventilado, cómodo... pero sólo para él. 

La mentira se escondió en el fondo de los océanos (¡mentira! en realidad se ocultó detrás del arcoiris); y la pasión y el deseo, en el centro de los volcanes. El olvido... se me olvidó dónde se escondió... pero eso no es lo más importante. 

Cuando la locura contaba 999,999, el amor aún no había encontrado un sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado... hasta que divisó un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus flores. 

“¡Un millón!” – gritó la locura, y comenzó a buscar. Primero encontró a la pereza, a sólo tres pasos de una piedra. Después escuchó a la fe, discutiendo con Dios en el cielo sobre zoología; a la pasión y el deseo los sintió en el vibrar de los volcanes. En un descuido, encontró a la envidia y, claro, pudo deducir dónde estaba el triunfo... Al egoísmo no tuvo ni que buscarlo: él solito salió disparado de su escondite ¡que había resultado ser un nido de avispas!. De tanto caminar, sintió a la sed y, ya cerca del lago, descubrió a la belleza. Y con la duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca, sin decidir todavía en qué lado esconderse. 

Así fue encontrando a todos. Al talento, entre la hierba fresca; a la angustia, en una oscura cueva; a la mentira, detrás del arcoiris... (¡mentira!, si ella estaba en el fondo del océano). Y hasta al olvido... que ya se había olvidado que estaba jugando a las escondidas, pero sólo el amor no aparecía por ningún sitio. 

La locura buscó detrás de cada árbol, en cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas y, cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal. Tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando, de pronto, un doloroso grito se escuchó. 

Las espinas habían herido los ojos del amor. La locura no sabía qué hacer para disculparse: lloró, rogó, imploró, pidió perdón, y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la tierra... 

...El amor es ciego y la locura siempre lo acompaña...

sábado, 21 de junio de 2014

""" Pacíficos """





Si su mente es feliz, entonces usted es feliz en cualquier lugar al que vaya. Cuando la sabiduría se despierte dentro de sí, verá la Verdad dondequiera que mire, en todo lo que hay. Es como cuando usted aprendió a leer, ahora puede leer dondequiera que va. 

Ajahn Chah



















Es pacífico sólo el que consigue,

incluso a costa de vencerse a sí mismo
y de superar los propios prejuicios, alabar al otro.







Es pacífico el que está dispuesto

a reconocer las razones de su adversario.


Somos pacíficos si no interpretamos

los comportamientos y los esfuerzos de los demás
con criterios superficiales.




Servimos a la causa de la paz

si nos comprometemos
no sólo por la causa de nuestra libertad
sino también por la de los otros.




Servimos a la causa de la paz

si aprendemos poco a poco
a no percibir sólo la injusticia
de la que nosotros somos víctimas,
sino también la injusticia
de la que son víctimas otros.




Somos pacíficos si cumplimos cada día

pequeños actos de virtud:
ser amable con quienes se tiene poder,
no inclinarse ante quienes son más fuertes,
no considerarse demasiado importante
ni creerse insustituible.




Karl Rahner

""" Amar es una Actitud Interior """












Muchas personas creen que es fácil amar y que solo necesitan encontrar a alguien quien amar. Peor aún, piensan que el problema está afuera y que lo que necesitan, es hallar a alguien que los ame.

El amor, siendo algo tan importante, pensamos que hay que dejarlo a la deriva, que ya se aparecerá el hombre o la mujer de mi vida.


Lo curioso, es que no operamos de la misma forma en otros ámbitos.

Por ejemplo, si quieres ser el mejor estudiante de tu clase, sabes que no lo dejas a la deriva. Cuestionas, investigas y pruebas formas de estudio para aprender y ser el mejor.

Si quieres ser el mejor bailarín de salsa, tienes que experimentar, equivocarte muchas veces y quedarte con tus mejores pasos.

Y en el amor, que es la meta que muchos anhelamos, creemos que solo debemos acostarnos en la hamaca y mecernos. El amor llegará solito.

Pensar que solo necesito una persona por la que sienta amor, equivale a pensar que voy a ser un magnífico guitarrista sin estudiar los principios básicos para tocarla, y que solo necesito la mejor guitarra. Y cuando la tenga…. ¡voy a tocar la quinta sinfonía de Beethoven!

Ilógico ¿verdad?

En el amor, primero tienes que comprender los principios básicos y la naturaleza humana.

jueves, 19 de junio de 2014

""" Mi Hermano el Hombre """















Amo el canto de zenzontle
pájaro de cuatrocientas voces,
amo el color del jade
y el enervante perfume de las flores,
pero más amo a mi hermano;
el hombre.

Nezahualcóyotl

miércoles, 18 de junio de 2014

""" Como te ven, te tratan """











 La primera impresión que causamos rara vez se olvida y puede perdurar por mucho tiempo. Sin embargo, hay personas que pretendiendo ser “auténticas” y diferentes, van en contra de todos los cánones sociales vistiéndose y comportándose como les da su gana, sin importarles lo que la gente piense de ellas. No lo critico, pero somos seres sociables y como tales, de nosotros depende si somos o no aceptados.

 La primera impresión es crucial, porque puede ser que no haya oportunidad para dar una segunda impresión y que sea positiva. Ese impacto que cada uno manifestamos esta formado por dos grandes factores: el exterior y el interior, que tarde o temprano, se proyecta al exterior. Y cuando hablo de interior, me refiero a tus pensamientos, tu vibra, tu capacidad de escucha, la autoestima que demuestras, tus temas de conversación. 

En fin, a la actitud que demuestras en lo simple y en lo complejo. ¿Sabías que estudios recientes de psicólogos con gran renombre mundial, afirman que el 33% de nuestra autoestima está directamente relacionada con nuestra imagen corporal?

 Esto quiere decir que la forma en la que te valoras, está ligada a como crees que te ves. Nuestro exterior es la primera carta de presentación. Es el que abre puertas y corazones.

 Recuerdo un juego que realizamos en familia la Navidad pasada. El jueguito consistía en llevar un regalo chusco. Cualquier artículo original que no representara un alto costo; algo que pudieras guardar en la alacena o en el closet. Durante el juego se juntan todos los regalos y dependiendo de los puntos que obtengas tirando los dados, tienes el derecho de escoger el regalo que más te agrade. Nadie hacia caso a los regalos que estaban envueltos en papel corriente y sin moño. 

Todos deseábamos mucho uno en especial: una caja mediana envuelta con un fino papel plateado y un moño rojo anudado en forma perfecta; una envoltura digna de concurso. Fue el regalo más codiciado. Al final salí ganador y ¿cuál fue mi sorpresa al abrirlo? Que era un rollo de papel sanitario, todo magullado y de feo aspecto. ¡Me fui con la finta! Me impactó la envoltura. Así somos los seres humanos. 
De primer impacto, el exterior es lo que vende.
 Posteriormente conocemos el interior.

 Debemos tener en cuenta que la gente siempre nos observa y por el solo hecho de estar en una sociedad, es fundamental recordar que como nos ven, nos tratan.
 La Universidad de Georgetown, Washington, realizó un estudio basado en la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que vemos en los demás en un abrir y cerrar de ojos? Los resultados son impresionantes. Lo que un hombre ve primero en una mujer es: 43% Cuerpo 31% Cara 26% Cómo viste Lo que una mujer ve primero en un hombre es: 30% Cómo viste 24% Ojos 24% Cuerpo 21% Cara (especialmente su sonrisa). Lo que una mujer ve primero en otra mujer: 43% Cómo viste 29% Cabello 28% Cara (especialmente el cuidado de su piel) Esto me hizo reflexionar sobre la importancia de la “envoltura”. Si el afán es agradar al sexo opuesto, te recomiendo que analices bien esta investigación y hagas los cambios que consideres convenientes. Cuando hablo de la envoltura, hay dos factores que hacen la gran diferencia: 1. Lenguaje corporal. El movimiento de tus manos, tu sonrisa, la postura que mantienes. Por más atractiva que sea una persona, si no cuida su postura, perderá puntos de aceptación importantes en el impacto que tendrá en los demás. 2. Vestuario. Tipo y color de vestimenta. De la moda lo que te acomoda, -dice el refrán-. Me sorprende ver a esas mujeres desinhibidas, con muchos kilos de más y con ¡aquellas lonjas de fuera! Con los pantalones a la cadera y las camisetas cortas. Ese tipo de vestimenta se ve muy bien, sí, y está de moda, ¡pero en personas delgadas, con buena figura! Analiza los colores que más utilizas en el vestuario y verifica qué transmites con cada color. Puede ocurrir que estés utilizando colores equivocados. Hay muchas investigaciones sobre el tema. Por ejemplo: si tu interés está en transmitir lealtad, sabiduría y espiritualidad, nada mejor que el color relacionado con el mar y el cielo: el azul. Si lo que quieres es transmitir fuerza, energía y vitalidad y además llamar la atención, el color indicado es el rojo, relacionado también con el amor y la pasión. Es un color enérgico; por algo es el color utilizado en los semáforos para marcar el alto. El símbolo de la paz y alegría es el amarillo. Es el color recomendado en el vestuario de personas activas, alegres, optimistas y desinhibidas. Ideal para levantar el ánimo. El negro es el color de la formalidad y de la fortaleza. El gris, por ser un color neutro, es ideal para reuniones de trabajo y cuando se quiere tomar un rol de mediador. El verde relaja y tranquiliza. Quienes lo utilizan suelen tener alta autoestima. Son personas analíticas y lógicas. Lo utilizan también los necios y quienes se resisten al cambio. Por último el blanco, ideal para transmitir paz, salud y vida. Es importante analizar la psicología del color y utilizar los que más vayan con tu personalidad y lo que quieres transmitir. Sin duda, la imagen y personalidad de cada quien está fundamentada en los detalles, y espero que la información que acabo de compartir, te ayude a abrir puertas y a incrementar la aceptación de quienes te rodean, pues indudablemente, como te ven, te tratan.


 ¡Animo! Hasta la próxima




Por Dr César Lozano.